Ya son cinco los montañeros fallecidos en la Sierra de Gredos

Muchos de nuestros lectores recordarán el trágico accidente ocurrido este fin de semana en la Sierra de Gredos donde varios montañistas perdieron su vida. En total ya son cinco los fallecidos.

 

Accidente en la Sierra de Gredos

Accidente en la Sierra de Gredos

Los accidentes en la Sierra de Gredos

En total se sucedieron dos accidentes, en el primero fallecieron dos personas y en el segundo fueron tres los que perdieron la vida. El primer accidente tuvo lugar el sábado mientras los dos compañeros escalaban en La Araña, mientras que el segundo se originó el domingo en una de las vías que dan acceso al pico Almanzor, momento en el que se produjo la caída desde una altura de 450 m.

En los últimos 10 años, la suma total de fallecidos realizando actividades deportivas en la montaña asciende a 225 personas, una cantidad demasiado elevada.

Estos sucesos nos tienen que hacer recapacitar y ser conscientes de que la naturaleza puede llegar a ser muy dura, por lo que es imprescindible tener siempre muy claras todas las medidas de seguridad y los consejos de los expertos antes de proceder.

Con la intención de evitar que este tipo de situaciones se vuelva a producir en la medida de lo posible, vamos a añadir algunos consejos para los aventureros que decidan disfrutar de las actividades invernales en la montaña.

Las precauciones en la montaña

Antes de proceder a realizar cualquier tipo de actividad invernal en la montaña tenemos que comenzar informándonos de las condiciones meteorológicas y los cambios de tiempo que pueden acontecer al lugar. Procederemos a planificar la actividad que vamos a llevar a cabo y analizar el tiempo aproximado que nos puede llevar.

Siempre deberemos contar con mapas actualizados y en todo caso también iremos acompañados o al menos informaremos de la ruta que vamos a realizar y el plan que hemos llevado programado previamente.

Otro consejo importante es contar siempre con todo el material y el equipamiento necesario destacando el agua, alimentos, ropa de abrigo y la suficiente luz por si oscurece durante nuestra marcha.

En el caso de que participemos varios en la actividad nos mantendremos siempre conectados entre nosotros, y para poder orientarnos crearemos los puntos de referencia necesarios a lo largo del recorrido.

También es muy importante la hidratación así como ingerir alimentos que nos aporten la energía necesaria.

En el caso de que llegue la noche y no hayamos terminado nuestra ruta no deberemos ponernos nerviosos, y en todo momento cumpliremos con la ruta que nos habíamos marcado y sobre la que habíamos informado.

Tan sólo en el caso de que no sepamos continuar procederemos a buscar un lugar donde refugiarnos a la espera de la llegada de los equipos de emergencia.

Otro aspecto importante que deberemos analizar es la posibilidad de aludes en la zona y, sobre todo, obedeceremos siempre las señalizaciones que vayamos encontrando a lo largo de nuestra ruta.

Si se produce un accidente tendremos que ponernos en contacto con el 112 y facilitaremos distintos datos que se nos solicitarán como la máxima aproximación al lugar donde se ha producido, las personas que se han visto implicadas, el estado de cada una de ellas y las condiciones meteorológicas.

Si procedemos de forma correcta y cumpliendo siempre las normativas, el riesgo de accidente se reduce considerablemente porque, no olvidemos, lo más importante es disfrutar nuestra travesía y poder volver a casa para organizar cuanto antes la siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.