Vídeo Montaña de Montserrat

La Montaña de Montserrat presenta unas características tan sorprendentes que se ha convertido uno de los símbolos de Cataluña. Aunque en el lírico himno del Virolai se afirma que: “Amb serra d’or, els angelets serraren eixos turons…”, la explicación científica sobre la génesis del macizo de Montserrat es muy diferente, y, en último término , hace responsables del sorprendente modelado de la Sierra a los agentes atmosféricos.

En primer lugar, hay que hablar de un gran golfo marino de aguas poco profundas, existente hace aproximadamente unos 50 millones de años, situado donde se encuentra ahora la Depresión Central Catalana, y al que desaguan impetuosos ríos procedentes de las laderas de un macizo catalano-balear desaparecido, que aportaban grandes masas de guijarros. Los guijarros se fueron mezclando con materiales más pastosos y formaron una masa que, cuando este macizo catalano-balear desapareció y los terrenos circundantes al gran golfo se enrolaron en medio de cataclismos geológicos, el relevo de Montserrat fue emergiendo del fondo del mar con una gran brusquedad de formas – hace diez millones de años – y sus relieves quedaron a merced de vientos, lluvias y heladas hasta convertirlos en esta espectacular escenografía que ahora admiramos. Ayudaría a ello, claro está, la dureza de los materiales emergidos, formados por los característicos conglomerados (guijarros, arenas y un durísimo cemento calcáreo), que los científicos llaman pudingas y que, popularmente, se conoce por “huesos”.

Por otro lado, el hecho de que estas pudingas sean mucho más resistentes a la erosión que los materiales vecinos (arcillas, areniscas, esquistos …) justifica también, con los movimientos tectónicos, los singulares relieves de la montaña. La cima de Sant Jeroni (1.236 m), ofrece un extraordinario panorama desde los Pirineos al mar (incluso los días de visibilidad excepcional se ve Mallorca) y, separado de este por el cuello de Mediodía, los Ecos, con 1.220 m. En realidad, este coll de Migdia, en cuyo centro se alza la puntiaguda Talaia, divide la sierra en dos partes casi iguales: la oriental, con la zona de Santa Magdalena y las sierras de Santa María, la zona de Sant Salvador y los Flautats, incluyendo, en principio, el popular monolito del Cavall Bernat, la otra, la occidental, la zona de los Ecos, los Frares Encantats y la afiligranada zona de las Agujas, incluyendo el característico Coll del Port. A pesar de su evidente unidad geográfica y sus singulares características geológicas y geomórficas el macizo de Montserrat pertenece a la Cordillera Prelitoral Catalana, que se extiende entre las depresiones Central y Prelitoral de Cataluña.

Os dejamos también un listado de rutas por la zona:

– Collbató – Monasterio de Montserrat
– El Bruc – Monistrol
– Monasterio de Montserrat – Sant Jeroni
– Riera de Marganell
– Ermitas Románicas de Montserrat
– Font Gran – Font de Guilleumes
– Can Massana – Refugi Vicenç Barbé
– Piedra Seca – Montserrat
– El Bruc – Coll de Port
– El Bruc – Sant Pau Vell
– Can Massana – Roca Foradada
– Monistrol – Monasterio de Montserrat
– Collbató – Vinya Nova
– Monistrol – Can Maçana
– Vuelta a la Montaña de Montserrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.