Un oso polar avisa del cambio climático

Los osos polares o osos blancos son uno de los mamíferos carnívoros más grandes del planeta. Pueden alcanzar los 700 kg de peso y hasta 3 metros de tamaño en el caso de los machos, y hasta 250 kg y 2 metros las hembras.

Viven en las zonas frías del hemisferio norte, zonas heladas a las que se ha adaptado para sobrevivir. Pueden llegar a comer alrededor de 30 kg de carne diarios, que consiguen de sus presas, crías de foca, renos…

Este gran mamífero ha logrado sobrevivir el paso del tiempo, a pesar de las amenazas crecientes. Así, si bien nunca ha sentido la amenaza de un depredador, el hombre se ha convertido en su peor enemigo, y durante años ha perseguido su piel con fines comerciales.

Pero recientemente, otra amenaza ha ido cobrando forma: el cambio climático. Muchas han sido las voces que han planteado la gran repercusión que podría tener el calentamiento global en los animales que viven en zonas más extremas. Y ahora tenemos una prueba de que las sospechas eran más que fundadas.

Oso polar desnutrido

Oso polar desnutrido

Kerstin Langengerg es una fotógrafa especializada en naturaleza y vida silvestre en zonas árticas. En una de sus últimas expediciones, tuvo la oportunidad de fotografiar un oso polar desnutrido sobre una pequeña placa de hielo en medio del océano, cerca del archipiélago Svalbard.

La reducción de la superficie helada en el Polo Norte hace que los osos polares tengan dificultades para desplazarse y así encontrar comida. En ocasiones, se han llegado a localizar osos sobre placas que iban a la deriva. Sin duda no hacen falta más pruebas para comprobar que el cambio climático está afectando directamente la vida de esta y otras muchas especies. De momento, agradecemos trabajos como el de Langengerg, que nos acercan a una realidad que aunque no nos guste no podemos ocultar.

Un comentario en “Un oso polar avisa del cambio climático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.