Subida al Cristo de los buzos en Cartagena

Para los aventureros que estén buscando una ruta a pie distinta a las habituales y que resulte sencilla, tenemos una especialmente indicada en Cartagena. Para empezar tendremos que dirigirnos a Roldan, donde encontraremos el Cristo de los Buzos.

 

Subida al Cristo de los buzos en Cartagena

Subida al Cristo de los buzos en Cartagena

Esta ruta es ideal para los más novatos, ya que no nos encontraremos con tramos difíciles. Eso sí, la ruta no se encuentra señalizada, por lo que es recomendable ir acompañados por alguien que conozca la zona si no queremos perdernos. No obstante, sin duda es muy interesante ir bien equipados y empezar a conocer el sistema de orientación adecuado para cuando vayamos aventurándonos en rutas más complejas.

Esta ruta es circular, por lo que una vez que la finalicemos, nos encontraremos en el mismo punto de partida.

Pese a contar con algo más de 10 Km, el tiempo necesario para finalizarla será de poco más de dos horas y media. La altitud por la que nos moveremos se encuentra entre los 85 y los 457 metros, con un desnivel máximo que alcanza los 534 metros.

Si estamos pensando realizar la ruta en pleno verano, es muy recomendable empezarla bien temprano, ya que de lo contrario el sol nos estará acompañando todo el recorrido, lo que puede ser un importante “Tostón”. Incluso a las 8 de la mañana ya podemos empezar a notar el efecto del calor.

Para empezar tendremos que subir por el sendero del Zig Zag y continuar por la carretera, donde entraremos a una zona de niebla frecuente que nos dará un respiro frente al calor. Salimos por la senda de la derecha para reducir el recorrido con lo que llegaremos a una intersección donde a la izquierda encontraremos un cartel que nos prohíbe el paso por tratarse de una zona militar. A la derecha podremos entrar a la senda del Oso, pero nosotros vamos a seguir rectos para concluir la ruta del Cristo de los Buzos.

Un rato después podremos ver esta senda tomando el sendero de la izquierda. Ahora tenemos que volver sobre nuestros pasos y tomar la senda del Oso que antes dejamos atrás, la cual nos dirigirá al mirador de Roldan desde el que podremos bajar de nuevo a nuestro punto de partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.