Senderismo en Alicante

El senderismo se ha convertido en una actividad accesible para todo tipo de público para los iniciados y para los más expertos, para los sedentarios y para los que disfrutan de un paseo por la naturaleza con niños. ¿Te animas?

La Costa Blanca, y en concreto Alicante, es más que sol y playa, sus parques naturales y su interior, ofrecen muchos parajes que se prestan a practicar senderismo, solo o en grupos.

La Comunidad Valenciana, ha potenciado en los últimos años esta actividad, y ha ampliado la red de senderos por espacios naturales y rurales, dotándolos de infraestructuras para los amantes del trekking.

Existen más de 30 rutas confeccionadas, señalizadas, con indicaciones de tiempos de ejecución, nivel de dificultad, mapas, descripción, características de flora, fauna y orografía.

Escogemos dos de ellas, una para disfrutar en familia, donde hay monte, playa y lugares de descanso, muy fácil de realizar, y la otra con un nivel de dificultad medio-alto y de más duración. Nos referimos a la Ruta de El Pinar de Campoverde- Rio Seco y a la de El barranco del Infierno, respectivamente.

Ruta El Pinar de Campoverde-Rio Seco

Pilar de Horadada, situada a 66 kilómetros de Alicante, es una localidad que nos ofrece un clima mediterráneo, con muchas horas de sol, y la posibilidad de pasar de la playa a los parajes naturales que hoy te presentamos. Ideal para una experiencia en familia. Es también inicio del Camino de Santiago del sureste tramo sur.

Recibe el nombre de Rio Seco por la baja pluviosidad. En el cauce del Rio, que desciende desde la Sierra Escalona, una rambla de 19 km con dos rutas señalizadas nos espera.  Comprende desde el Pinar de Campoverde hasta la desembocadura en la playa de Mil Palmeras, con una zona de recreo y descanso.

Son 10 km de recorrido que se pueden hacer en aproximadamente 3 horas y media.

Durante el itinerario, podemos ver las paredes erosionadas de areniscas amarillenta, con formaciones muy bellas. Se aprecian los abundantes estratos con concentración de conchas provenientes del mar y desviándonos un poco, ver cuevas como la Ahumá.

La riqueza botánica es palpable. Hay una gran vegetación a base de carrizos, juncos, tomillo, cañas, rodeado por un gran pinar. Palmitos y orquídeas salvajes completan la flora mediterránea por excelencia.

En la primera parte del recorrido, las cañas dominan el cauce, cerrándose tanto que forman auténticos túneles.

Continuando por el cauce del rio, nos encontramos con un peculiar Pegaso esculpido en uno de los laterales de la roca.

Una rica variedad de fauna, en particular aves migratorias, que utilizan estos parajes como lugar de descanso en sus rutas hacia el sur. Las aves acuáticas anidan en las zonas más húmedas del recorrido, donde se forman charcones de agua.

Rapaces, águilas, búhos, ruiseñor, mirlo, petirrojo, conejos, perdices, tórtolas, abubillas y pequeños reptiles como culebras y lagartos habitan en este entorno.

El gato montés, la gineta y el tejón representan a los mamíferos con los que podemos cruzarnos.

El agua del rio, que durante el recorrido nos ha estado acompañándonos, sólo a veces , termina uniéndose al mar, al igual que nuestra ruta.

Ruta El Barranco del Infierno

Una vez más hablamos del Barranco del Infierno, y es que, si eres aficionado, seguramente la conozcas, y si no has hecho aún esta ruta, no deberías perdértela, está considerada la mejor ruta senderista de Alicante.

Llamada la ruta de los 6000 escalones de piedra, que son los que salvan las subidas y bajadas de la montaña. También conocida como la Catedral del senderista, está frecuentada por senderistas, barranquistas, escaladores y espeleólogos.

Este vertiginoso barranco está situado en La Vall de Laguar, a 95 Km de Alicante, y nos ofrece una ruta circular de 14,3 km, aunque se puede reducir el itinerario.

El valle se eleva entre dos sierras, el Barranco del Infierno, formado por el rio Girona y la Sierra del Cavall Verd.

El camino en su conjunto, como patrimonio histórico, etnológico y paisajístico, es de gran interés, y está situado a unos 500 metros de altitud.

Nos encontraremos con paisajes espectaculares, donde la superación por dominar a la naturaleza está patente, para los que la visitan ahora y para los que fueron sus antiguos moradores, los moriscos. Un recorrido duro, en zigzag y ascendente, no apto para principiantes, es de las rutas más exigentes de la zona.

Los paisajes de paredes verticales son impresionantes, y están pobladas con una exuberante vegetación.

A nuestro paso por Pou de Jueve, encontraremos pequeñas cuevas, en cuyo interior se han encontrado pinturas rupestres.

A lo largo del recorrido, el agua está presente, y se pueden hacer actividades organizadas como saltos de agua, barranquismo etc.

La naturaleza y el hombre, se aúnan en este tortuoso desfiladero para disfrutar de un verdadero espectáculo.

Así que, ya sea como una excursión a un entorno rural en el que emocionarte con la naturaleza, gastronomía, patrimonio etc., o bien, porque te gusta superar tus propios retos e ir alcanzando cada vez rutas con más dificultad, la práctica del senderismo es la mejor opción para disfrutar al aire libre, haciendo lo que más te gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.