Sale mal la prótesis del águila

Lo cierto es que las prótesis no sólo están pensadas para mejorar la calidad de vida de los humanos que cuentan con problemas físicos, sino que cada vez más también entran en el mundo animal.

Imágenes antes y después de la operación

Imágenes antes y después de la operación

Un buen ejemplo es la operación realizada en EEUU a un águila calva a la que un grupo de científicos le añadieron un pico biónico en el año 2008, ya que el suyo fue destrozado por un tiro realizado por un cazador de la zona.

En principio la evolución fue bastante bien, y lo cierto es que ha durado varios años en buenas condiciones, pero recientemente han detectado problemas en el anclaje del mismo, por lo que vuelven los viejos fantasmas debido a la complejidad para poder realizar este tipo de trabajos.

El animal es original de Alaska, donde, en el año 2005 se encontraba buscando alimento en un vertedero cuando un cazador furtivo le disparó, destrozándole la mandíbula superior, de forma que ya apenas tenía posibilidades de alimentarse.

De ello se enteró una asociación sin ánimo de lucro denominada “Aves de presa del noroeste” y que se encuentra localizada en Idaho (EEUU). Gracias a la dedicación de una gran cantidad de voluntarios, poco a poco el animal fue recuperándose. Para su alimentación se procedió inicialmente a introducir un tubo con alimentos líquidos, pero al poco tiempo ya pudo empezar a ingerir alimentos sólidos sin demasiados problemas, pero lo cierto es que por sí misma nunca hubiese podido sobrevivir. Por ello, en un principio se pensó en sacrificarla, pero muchos de los voluntarios extendieron la historia por todo el país, hasta que llegó a los oídos de Nate Calvin, un ingeniero fundador del grupo de ingeniería Kinetic, el cual no dudo en ofrecer su ayuda.

Después de realizar el escaneo con láser, se procedió a diseñar el pico con un programa 3D, y posteriormente a su fabricación con polímeros de nailon.

Para llegar al final del asunto, se tuvieron que involucrar una gran cantidad de ingenieros, científicos y médicos que consiguieron finalmente implantar la prótesis de titanio en los restos de pico que aún conservaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.