Prominencia de las montañas

La prominencia es un concepto utilizado en topografía y orografía e indica el desnivel mínimo que hay que descender desde la cima de una montaña para alcanzar la montaña más cercana que sea más alta. Por lo tanto, cuanto más alto sea el valor de prominencia de una montaña, más destacará entre todas las montañas de alrededor, con independencia de su altura.

Todas las montañas de nuestro planeta, excepto el Everest, tienen una montaña de mayor altura, así que habrá un punto mínimo en el que se pierda la menor altura por el que pasar para ascender a otra más alta.

Este concepto lleva a pensar que siempre hay un collado que relaciona dos cimas y que marca el punto mínimo para calcular la prominencia. El problema es detectar en todos los casos cual es este collado.

Una manera de visualizar el concepto de prominencia consistiría en imaginar que inundamos la tierra hasta la cima del pico del que queremos calcular la prominencia. Por encima del agua asomarían, como islas, otras montañas más altas. Si empezásemos a bajar el nivel del agua, en un momento determinado podríamos observar una porción de tierra que uniría la montaña con otro pico más alto. La prominencia la calcularíamos entonces con la diferencia de la altitud de la montaña y el nivel del agua que hubiese en ese momento.

La prominencia, al igual que la altitud, es un valor absoluto para una montaña ya que únicamente dependen del punto más bajo que une una montaña con cualquier otra más alta que ella.

La prominencia es un dato tan importante o más que la altitud para determinar la importancia de una montaña. Es una medida objetiva que se correlaciona fuertemente con la significación subjetiva de una cumbre. Nos da idea de su relevancia con referencia a las montañas que la rodean. Los picos de prominencia baja suelen ser picos subsidiarios de otros principales, en cambio una prominencia alta asegura que la relevancia de la montaña y tienden a ser los puntos más altos alrededor y suelen tener excelentes vistas.

Por ejemplo, los Picos del Infierno en los Pirineos son tres cumbres de más de 3.000 m de altitud cada una de ellas pero muy próximas entre sí, de tal forma que pueden coronarse en una misma ascensión. El monte Anboto de poco más de 1.300 m se sitúa solitario (el monte más alto más cercano es el Gorbea) por lo que tiene mayor prominencia que cualquiera de las cumbres de los Picos del Infierno. Es decir, el Anboto es más importante en su entorno que el pico del Infierno Central en el suyo.

Debido al concepto de prominencia las tres cimas secundarias del Kangchenjunga que están por encima de los 8.000 metros no suelen figurar en el listado oficial de Ochomiles Principales ya que entre ellas hay muy poco desnivel (tienen poca prominencia) o el K2 (altura, 8.611 m; prominencia, 4.017 m) es considerada la segunda cumbre más importante, por delante de la cumbre sur del Everest (altura, 8.749 m; prominencia, 10 m).

La determinación de la prominencia de una montaña puede ser muy dificultosa ya que para cada montaña del planeta (a excepción del Everest) siempre hay otra más alta que ella, pero en ocasiones está a muchos kilómetros de distancia. Cuando el punto mínimo está cercano a la montaña en estudio, la cosas se facilitan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.