Pig, un perro sorprendente

De vez en cuando nos gusta hablar sobre animales cuyas experiencias nos ayudan a darnos cuenta de lo importante que es el esfuerzo y la ilusión para conseguir nuestros sueños y objetivos en la vida, y por ello hoy vamos a conocer a Pig, un perrito muy curioso con deformaciones muy graves pero que ha conseguido encandilar a una población entera, y su fuerza se está extendiendo por todo el mundo, dándonos un importante ejemplo de que hace más el que quiere que el que puede.

Pig, un perro sorprendente

Los problemas de Pig

En la imagen podemos conocer a nuestro nuevo amigo, y al momento nos damos cuenta de que su estado físico no es ni mínimamente habitual en este tipo de animales; da la sensación de que le han extraído una parte y han reducido su torso considerablemente, pero esto en absoluto ha supuesto un impedimento para él, ya que en muy poco tiempo ha logrado convertirse en una celebridad en Atlanta, su lugar de nacimiento.

Cuando juega, este perro nos recuerda mucho a los saltos que dan las ranas, y cuando va andando normal, debido a la altura de sus hombros, parece que tiene un movimiento muy similar al de los gorilas.

La razón de esto es que su columna vertebral cuenta con aproximadamente 40 cm menos de lo que debería medir, y para más inri, algunas de sus vértebras están fusionadas y la disposición general es ondulada.

Debido fundamentalmente a esta deficiencia, cuenta con algunos problemas como el hecho de cansarse excesivamente pronto en algunas ocasiones e incluso llega a perder el equilibrio en determinados momentos.

También le dificulta el giro normal de la cabeza, por lo que cuando quiere ver algo que se encuentra en su parte trasera, se ve obligado a girar todo el cuerpo.

No obstante y pese a esto, Pig sigue demostrando que la vida hay que vivirla, y día tras día juega sin demasiados problemas e incluso tiene la capacidad de correr a velocidades bastante altas.

Su relación tanto con humanos como con otros perros es excelente, y lo cierto es que nadie diría que se trata de un perro con malformaciones físicas.

El nacimiento y adopción de Pig

Pig nació en Atlanta con sus otros tres hermanos, y en el momento en el que fue encontrado, su peso era de aproximadamente siete kilos, bastante por debajo del de los otros tres hermanos.

Kim Dillenbeck fue su adoptante y decidió darle el nombre de Pig debido a su curioso parecido con los cachorros de cerdo.

No obstante, esta adopción fue más complicada de lo que parece, ya que los veterinarios aconsejaban en todo momento que no lo adoptara, y que lo más adecuado era sacrificarlo para evitar que sufriese.

No obstante, Kim Dillenbeck tenía claro que podía conseguir dar una oportunidad a este pequeño y, sin duda, acertó de lleno, ya que a día de hoy Pig es un perro muy feliz que incluso se ha convertido en el animal oficial de Hand in Paw.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.