Muere uno de los árboles más viejos del mundo

La naturaleza y la historia se pusieron de luto cuando se produjo el incendio de El Senador, uno de los árboles más antiguos descubiertos y conservados, con al menos 3.500 años. En la actualidad, de este árbol de 36 metros de altura y 10 metros de diámetro tan sólo quedan siete metros de tronco calcinado.

El Senador

El Senador

No hay dudas de que el incendio fue provocado, y se avanza en la investigación para esclarecer el pirómano y las razones que lo llevaron a realizar esta acción.

El incendio se produjo en enero de este mismo año en el condado de Seminole, en Florida, y la idea de que fue provocado se sostiene fundamentalmente porque ninguno de los cipreses que se encuentran a su alrededor se vieron afectados.

La altura que llegó a alcanzar este “Gran Árbol”, forma en que era conocido en el lugar fueron 50 metros, pero debido a un huracán que azotó la zona en los años 20, su copa se vio seccionada, quedando finalmente en 36 metros, siendo, aun así, uno de los árboles más grandes del mundo.

Pese a que se sigue considerando la idea de que el incendio fue provocado, todavía no existen indicios claros de que ha sido así, aunque ya se han realizado las primeras detenciones con el objetivo de esclarecer los hechos y castigar al culpable si lo hubiere.

Debido a sus descomunales dimensiones, existe la posibilidad de que el árbol estuviese incendiándose desde su interior por varios días sin que nadie se diese cuenta.

Otros dos árboles disputaban el trono en California a El Senador; El General Sherman, considerado como el árbol más voluminoso de todo el mundo o Matusalén, el árbol más viejo con una edad estimada de 4.650 años.

En la zona, otro árbol llora su ausencia. Lady Liberty, su compañera desde hace unos 2.000 años ha tomado el relevo convirtiéndose en el árbol más viejo del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.