Muere un lobo en los Picos de Europa

Recientemente ha sido afirmado por parte de animalistas y ecologistas que el viernes día 21 de agosto fue abatido en la zona de Cabrales un lobo que estaba siendo utilizado para realizar un seguimiento de la especie en el Parque Nacional.

Lobo ibérico

Lobo ibérico

Marley era su nombre, y en el momento de su muerte conservaba un GPS-GSM que fue colocado hace menos de un año cuando todavía era cachorro.

Lo más triste del asunto es que el responsable de la muerte es el propio Parque Natural, el cual abonó más de 300.000 euros en este proyecto, pero debido a la resolución administrativa salida el 2 de agosto de este mismo año, el propio parque tiene la obligación de matar un total de seis ejemplares de lobo al año.

Esta situación demuestra que los controles de población de lobos que se realizan en el Parque Nacional son ejecutados disparando al primer ejemplar que pasa por delante, sin tan siquiera tener en cuenta aspectos como la edad o el sexo, datos muy relevantes para poder estructurar las manadas y evitar el incremento de daños que se produce al ganado. Por otra parte, esto evidencia que la persona encargada de realizar el tiro no es ni de cerca una persona responsable y con conocimientos sobre la actividad que está realizando, pero puesto por el propio Parque Nacional, lo que demuestra una gravísima irresponsabilidad.

El resultado ha sido la muerte de este ejemplar, que es el más representativo debido al estudio, pero no el único, ya que además de otro lobo de la misma especie, ya han sido varios los animales que han perecido en la misma trampa que se utilizó para cazar al primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.