Max, desaparece el récord de la cigüeña

Hace ya un tiempo oímos hablar de Max, una cigüeña a la que se le implantó un detector para poder realizar un seguimiento. Pues la noticia en esta ocasión es que nuestra querida Max ha pasado a mejor vida.

 

Max, desaparece el récord de la cigüeña

Max en pleno vuelo

Fue en 1999 cuando por primera vez se le colocó una baliza. La cigüeña contaba ya con 13 años, y ostenta el récord mundial de seguimiento de un animal mediante baliza. Su muerte ha sido en España según hemos sido informados por el Museo de Historia Natural de Friburgo, localizado en Suiza.

El fallecimiento se pudo constatar cuando se detectó que la cigüeña ya no se desplazaba, y que la temperatura de su cuerpo había bajado drásticamente. Fue en ese preciso instante cuando varios miembros de la Sociedad Ornitológica Española se desplazaron hacia el lugar donde los restos del animal fueron encontrados.

El lugar concreto del fallecimiento fue a unos 20 kilómetros de Madrid (entre Pinto y Valdemoro), y se sospecha que la causa de la muerte ha sido un accidente, ya que a escasos 100 metros existe una línea de alta tensión.

No obstante, saber a ciencia cierta la razón del fallecimiento va a ser bastante complicado, ya que las aves carroñeras han devorado la mayor parte del cuerpo del animal.

La edad máxima detectada en una cigüeña es de 39 años, lo que hace ver que con 13 se trataba de una edad muy temprana.

En sus primero ocho años de vida, Max viajaba todos los años a África, pero en estos últimos cinco, prefirió pasar sus días entre Madrid y Andalucía, ya que contaba con alimento de sobra para poder pasar la temporada.

En total, el cálculo de los viajes realizados por Max ha sido de 60.000 kilómetros, pasando por España, África, Suiza, Francia e incluso el sur de Alemania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.