Los venenos ponen en peligro al buitre negro

El uso ilegal de veneno es un problema con el que no se consigue acabar en estos momentos por la vía legal. Pese a la prohibición de uso de determinados compuestos químicos, muchos siguen empleándolos, con el riesgo que conlleva para la naturaleza.

Buitre negro

Buitre negro

En esta ocasión nos referimos especialmente al buitre negro, una especie en peligro de extinción de la que se ha registrado un peligroso aumento de fallecimientos, la mayoría de ellos envenenados

SEO/BirdLife ya ha advertido que si la tendencia en España continúa por el mismo cauce, existe un verdadero riesgo de desaparición de la especie, ya que por el momento se ha comprobado un importante descenso tanto por estos fallecimientos como por la disminución de nuevos nacimientos en consecuencia.

Las comunidades que se encuentran en alerta roja especial son Extremadura y en ambas Castillas (Castilla la Mancha y Castilla y León). La tendencia es creciente, ya que según los estudios realizados, entre los años 1990 y 2006 se registraron un total de 500 ejemplares de buitre negro envenenados, mientras que en apenas los tres últimos años, tan sólo en Extremadura (la más afectada por esta situación), la cantidad asciende a 20 cadáveres localizados (más los que todavía no hayan sido catalogados y registrados).

Pero el problema es aún más grave de lo que parece, ya que en España se registra el 80 % de la población de estos animales de toda Europa. Según el último registro realizado en el año 2006, del total de las poco más de 2.300 parejas que se encuentran en todo el territorio europeo, 1.845 de las mismas estaban localizadas en la Península Ibérica.

El proceso de recuperación pasa por una mayor concienciación de los productos que resultan dañinos y del empleo de otros sustitutos que no entrañan tal riesgo, pero también habrá que exigir un mayor control a los fabricantes y, especialmente, a los distribuidores de estas sustancias químicas, manteniendo una trazabilidad correcta desde el origen hasta el destino, y aumentando las penas y multas por el uso de estos productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.