Los Pirineos desde el espacio

El pasado 1 de enero, el pequeño satélite de observación de la Tierra, Proba-V, tomó esta fotografía para la ESA (Agencia Espacial Europea).
En la imagen tomada el primer día del año, podemos ver la escasa cantidad de nieve caída en los Pirineos. Sin embargo, a pesar de la poca cantidad de nieve, la cadena montañosa, vista desde el espacio, no deja de sorprender por su belleza.
El Satélite Proba-V tiene la misión de fotografiar, cada dos días, la vegetación del planeta, su crecimiento, y los posibles cambios observables en la Tierra desde el espacio. Los datos que se recojan, permitirán que las autoridades sepan cuando existe riesgo de perder alguna cosecha y también permite ver el avance de la desertización y de la deforestación.
El Satélite en miniatura Proba-V, puesto en órbita el 7 de mayo de 2013, puso en funcionamiento su cámara Vegetación 9 días más tarde. Apenas 55 minutos después del despegue, Proba-V fue puesta en una órbita polar heliosíncrona a 820 kilómetros de distancia de la Tierra.
Sus primeras fotografías fueron de la costa francesa y el golfo de Vizcaya. Son imágenes son de gran resolución (la imagen de los Pirineos tiene una resolución de 300 metros).
El reducido volumen del Satélite Proba-V -menos de un metro cúbico- no le impide transportar la cámara Vegetation, una versión ligera y más moderna de otras cámaras que observan la Tierra desde 1998.

Los Pirineos desde el espacio

Los Pirineos desde el espacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.