Las algas, el futuro del agua

Los biocombustibles son un sistema de producción de combustibles en el que se utilizan elementos como girasol, soja, maíz, caña de azúcar y cereales. No obstante, la empresa BioLets ha querido dar una vuelta de tuerca a este concepto, empezándolos a fabricar a partir de microalgas.

 

Algas reproducidas artificialmente

Algas reproducidas artificialmente

Gracias a ello, se ha creado un nuevo proceso para la producción de microalgas a través de fotorreactores de flujo continuo donde se crea una temperatura, pH y luz constantes. A partir de esto, se ha demostrado que las microalgas son muy factibles para el tratamiento del agua, ya que cuentan con la capacidad de absorber una gran cantidad de minerales, metales, productos químicos y materia orgánica que se obtiene como resultado de distintos procesos industriales.

Dicho proceso de purificación se podría conseguir durante la creación de nuevas algas, ya que utilizan este tipo de elementos como nutrientes. Por ello, si una empresa utiliza el agua en su proceso de producción, podría colocar estos biorreactores de forma que el líquido pueda ser tratado y por ello reutilizado, además de que la biomasa podría ser fácilmente vendida.

Un buen ejemplo son los productores de café, los cuales utilizan el agua para separar la pulpa de los granos, proceso durante el cual dicha agua se contamina y hay que tratarla para que pueda ser reutilizada.

De esta forma se matarían dos pájaros de un tiro, ya que se obtendría el mismo agua limpia para volver a utilizarla con el consiguiente ahorro a la vez que se producirían algas que podrían venderse para la creación de biocombustibles, consiguiendo unos ingresos extra muy interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.