La nueva esponja de cristal del Mediterráneo

Las esponjas de cristal siempre han destacado por ser consideradas una variedad que prefiere fundamentalmente las aguas frías. Sin embargo, la nueva esponja de cristal del Mediterráneo descubierta recientemente nos ha dejado claro que estábamos equivocados en este sentido.

La nueva esponja de cristal del Mediterráneo

Sympagella delauzei

 

Sympagella delauzei, la nueva variedad de esponja de cristal

Como comentábamos, hasta la fecha siempre habíamos creído que las esponjas de cristal eran autóctonas y se desarrollaban en lugares fríos como las aguas polares y fundamentalmente a grandes profundidades. Sin embargo, esta nueva especie localizada en el Mediterráneo demuestra que estábamos confundidos en nuestra apreciación.

El descubrimiento procede de una investigación llevada a cabo por un equipo internacional de científicos que localizó esta especie en varias montañas submarinas en el mar de Alborán y en los cañones de Córcega, un descubrimiento que sin duda ha llamado la atención de la Comunidad científica.

Los secretos del fondo del mar

Este es otro de esos descubrimientos que nos ayudan a ser conscientes de la inmensidad de los océanos, así como del hecho de que todavía no conozcamos ni una mínima parte de este lugar del mundo que se encuentra totalmente apartada de nuestra acción.

Hay que tener en cuenta que las aguas del Mediterráneo donde se encuentran localizadas estas nuevas esponjas de cristal, generalmente suele contar con una temperatura que difícilmente desciende de los 13 °C incluyendo las zonas que sean más profundas.

La esponja de cristal del Mediterráneo Sympagella delauzei.

Estos nuevos ejemplares de esponja de cristal del Mediterráneo localizados cuentan con medidas de entre los 8 y los 14 cm.

Esponja de cristal del Mediterráneo

Esponja de cristal del Mediterráneo

En cuanto a la profundidad, por el momento y según el estudio realizado se encuentran entre los 360 y los 500 m de profundidad.

Este estudio fue publicado en la revista Journal of the Marine Biological Association of the United Kingdom, y en él se refleja que también existen algunos de estos ejemplares en zonas del Atlántico cercanas a la Península Ibérica como las montañas de Gorringe portuguesas.

Sin embargo, está claro que por el momento tan sólo se han dado unos pasos cortos en relación al descubrimiento de esta nueva especie, y por ello, los propios investigadores consideran que existen muchas posibilidades de que ejemplares similares habiten las zonas del norte de África.

La protección de las esponjas

Este descubrimiento es una buena muestra de la necesidad de realizar investigaciones con cierta celeridad, y sobre todo localizar aquellos lugares donde estas y otras especies de esponjas encuentran su entorno natural.

Sin duda alguna se trata de un paso inteligente para poder proteger estas agrupaciones y evitar que especies acaben abandonadas a su suerte por el hecho de nuestro desconocimiento.

Es muy importante que tengamos en cuenta que las esponjas son una importantísima fuente de silicio, uno de los nutrientes más esenciales y elementales que podemos encontrar en los océanos, y por ello forman una parte muy importante de la cadena que permite la estabilidad en el mar.

Sin duda alguna estamos ante un descubrimiento fantástico y sobre todo muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.