La fertilización con CO2

Un equipo científico australiano perteneciente a la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia ha visualizado vía satélite los cambios producidos en distintas zonas áridas tanto de Australia, oriente medio, África y Norteamérica durante los años 1982 y 2010.

La fertilización con CO2

La fertilización con CO2

El resultado es que durante este período de tiempo, el follaje ha aumentado en un 11%. A partir de aquí, el equipo ha buscado las razones por las que se ha producido dicho aumento, llegando a la conclusión de que el dióxido de carbono (CO2) produce una fertilización muy beneficiosa en las zonas más áridas de todo el planeta.

La razón de esto es que permite que durante la fotosíntesis la planta obtenga una mayor cantidad de carbono de forma que pierde menos agua, dando lugar a una mayor producción de hojas y a una duración superior.

No obstante, la fertilización mediante dióxido de carbono es uno de los factores que permite este aumento de follaje, ya que también hay que considerar otros como las precipitaciones, la luz diaria y la temperatura fundamentalmente. Por ello, paralelamente se ha creado un modelo matemático para intentar deducir en qué grado influye la fertilización por CO2.

En resumen, se ha conseguido demostrar que el aumento de CO2 es beneficioso para el crecimiento de la vegetación en las zonas áridas, aunque hay que destacar también que cuenta con efectos secundarios que influyen en el ciclo del carbono, la desaparición de variedades (biodiversidad) así como en una disminución de las precipitaciones.

En ocasiones resulta sorprendente cómo la naturaleza es capaz de adaptarse al medio en el que se encuentra, destacando las observaciones y las conclusiones obtenidas especialmente en estas zonas áridas, donde la vegetación lucha constantemente por seguir adelante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.