La aviación civil y el CO2

El cambio climático sigue avanzando a pasos agigantados, y las consecuencias de esta situación no se harán esperar demasiado. Uno de los mayores emisores de dióxido de carbono a la atmósfera es la aviación civil, pero según un estudio británico, la misma aviación civil se verá afectada directamente por las consecuencias de dicho cambio climático.

La aviación civil y el CO2

La aviación civil y el CO2

No debemos olvidar que el CO2 es el gas que más contribuye al calentamiento global, y conforme aumente la concentración de dicho gas en la atmósfera, aumentarán también las turbulencias atmosféricas que sufrirán los aviones durante su vuelo. Esto se notará en principio sobre las aguas del Atlántico Norte, aunque poco a poco se irá extendiendo hasta abarcar el resto de zonas.

Estas turbulencias pueden llegar a producirse el doble que en la actualidad, y la intensidad de las mismas podría llegar a ser hasta de un 40% más que las actuales. Todo esto se traduce en que se producirá un mayor gasto en combustible además de que también habrá una mayor cantidad de daños en los aviones con el coste que conlleva su arreglo.

Pero esto no es lo más importante, ya que se teme un aumento de heridos en los vuelos por golpes producidos dentro del avión al pasar por una fuerte turbulencia, lesiones que pueden llegar a ser graves. Y la peor noticia de todas es que se estima que dicho escenario acabe convirtiéndose en una realidad en el año 2050, por lo que las medidas deben tomarse con urgencia, especialmente para evitar graves lesiones e incluso accidentes aéreos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.