Jez Bragg – Araroa de Nueva Zelanda

Jez Bragg ha completado con éxito el arduo Camino Araroa de Nueva Zelanda, sin ayuda de factores externos, en sólo 53 días – nueve días más rápido que el récord anterior.

Saliendo de la parte superior de la Isla Norte de Cabo Reinga en diciembre de 2012, el atleta Jez Bragg comenzó bien, completando el primer tramo antes de lo previsto. Haciendo su camino por el sendero, el ritmo de Bragg se ralentizó debido a las difíciles condiciones en tramos con múltiples bosques. Las condiciones climáticas se convirtieron en un factor importante ya que Bragg experimentó lluvias en la Isla del Norte y, en las últimas etapas de la Isla del Sur, un calor considerable. El estrecho de Cook fue un punto crucial en el éxito de la expedición, ya que las condiciones climatológicas fueron favorables y permitieron que la travesía en kayak fuese a la perfección.

A medio camino a través de la Isla del Sur, su tramo más rápido se vio amenazado con la Giardia. Con el apoyo de personal médico, el Dr. Mark Taylor, Bragg fue capaz de volver a la ruta después de tres días. Mantenerse hidratado y alimentado era un reto adicional para el británico, que normalmente corre 168 kilómetros en la mundialmente conocida The North Face Ultra-Trail du Mont-Blanc. Bragg tuvo que aumentar considerablemente su consumo de calorías, desayunos cocinados, pasta de almuerzo, grandes cenas intercalando barras de chocolate y helados para mantener los niveles requeridos de energía.

Comenta Bragg, “La expedición Te Araroa comenzó como un sueño hace unos años. Siempre he querido asumir una aventura de varios días corriendo. La recién creada Te Trail Araroa que recorre lo largo de Nueva Zelanda se ajustaba a la perfección ¡Qué mejor manera de explorar uno de los países más bellos del mundo! La travesía en kayak por el estrecho de Cook fue sin duda un plan audaz pero era fundamental en la expedición, por lo que fue muy especial.”

“Se han presentado retos importantes cada día durante esta travesía. El terreno ha sido mucho más duro que cualquier cosa que haya experimentado en otras partes del mundo, por lo que la fuerza, la paciencia y la determinación han sido clave. También sufrí con la dichosa Giardia en el sur de la isla. Mi cuerpo está cansado y mi mente agotada, pero el trabajo está hecho. El dolor se desvanecerá con el tiempo dejando unos recuerdos increibles. Me gustaría agradecer sinceramente a mi equipo de apoyo, amigo James Ashwell y suegro Mark Taylor, que me han proporcionado un apoyo increíble y dedicación para que este proyecto tenga éxito. Después de haber completado el Camino, mi sueño se ha hecho realidad”.

Jez Bragg

Jez Bragg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.