Incendio en el subsuelo de Centralita

Centralita

Centralita

Hace unos días os hablaba del Parque de Las Tablas de Daimiel, declarado Reserva de la Biosfera en 1980 y Humedal de Importancia Internacional en 1982.

A finales de año pasado un incendio subterráneo puso en muy grave peligro este débil ecosistema. La noticia corrió todos los telediarios ante el asombro de muchos de nosotros, puesto que hasta el momento no conocíamos la existencia d este tipo de incendios.

Pero parece que los incendios subterráneos son un fenómeno mucho más común de lo que pensamos en un principio. De hecho existe un pueblo llamado Centralia en Estados Unidos situado a cuatro horas de Nueva York con un incendio subterráneo desde los años 80 y que solamente el tiempo, al menos un siglo o dos, conseguirán apagarlo.

El incendio fue declarado hace casi medio siglo, en el subsuelo, en un gran bolsa de carbón. Hoy el día el fuego sigue consumiendo los estratos de carbón de esta región.

En 1962 un montón de basura que ardía entró en contacto con la capa de carbón del subsuelo de la localidad. El incendio se propago por las entrañas de esta zona. Se llevaron numerosas acciones para apagar el fuego pero el incendio se propago por los túneles de las antiguas minas de carbón de la zona y nada se pudo hacer.

Pasaron los años, y los habitantes de Centralita se fueron dando cuenta de los peligroso que era vivir en esta zona: la tasa de monóxido de carbono en el aire se disparon y en 1981 un niño estuvo a punto de morir engullido por una grieta que se abrió bajo sus pies.

Hoy el día Centralia parece un pueblo fantasma, solo un puñado de vecinos se niega a abandonar la zona mientras las entrañas de la tierra siguen consumiéndose lentamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.