Haití un año después

Os adjunto la introducción del informe de Médicos sin Fronteras: Haití un año después.

En mi reciente visita a Haití, la devastación causada por el terremoto hace un año todavía era muy visible. Me impactó la magnitud de la catástrofe y al mismo tiempo también la extraordinaria resiliencia demostrada por el pueblo haitiano.

Esta ha sido la respuesta de emergencia de mayor envergadura en los 40 años de historia de Médicos Sin Fronteras (MSF). Hemos sido llevados hasta nuestros propios límites por la urgencia y la magnitud de las necesidades médicas en el periodo inmediatamente posterior al terremoto y en los meses que siguieron.

Pero el trabajo realizado por los equipos de MSF ha sido sobresaliente. Gracias a la generosidad de donantes de todo el mundo, hemos sido capaces de responder rápidamente a las necesidades médicas y humanitarias de los haitianos tras el seísmo y, más recientemente, durante el fulminante brote de cólera que ya ha matado a más de 3.000 personas.

Un año después de la catástrofe, es importante revisar lo hecho y lo logrado, así como las decisiones tomadas. También debemos estar preparados para hacer frente a los desafíos que tenemos por delante, formular las estrategias necesarias y aprender las lecciones que mejorarán nuestra respuesta de emergencia en el futuro.

Los organismos internacionales deben cumplir los compromisos adquiridos con el pueblo haitiano y sus propios donantes.

Como actores humanitarios, tenemos que responder por las decisiones tomadas y ser transparentes con nuestros gastos. MSF ha hecho una revisión crítica y documentada de su experiencia en Haití el pasado año en este informe que os invito a leer.

Más de un millón de haitianos siguen sin hogar. Incluso antes del terremoto, cientos de miles vivían en condiciones precarias, sobre todo en los históricamente marginados arrabales de la capital, donde pocas organizaciones de ayuda están prestando asistencia. Sus necesidades inmediatas deben permanecer en primera línea de la acción humanitaria en Haití.

Por último, quisiera agradecer a los más de 8.000 miembros del personal de MSF que han trabajado sin descanso para responder a las necesidades del pueblo haitiano. También estamos agradecidos a este último por acoger y apoyar nuestro trabajo.

Y, un año después, recordamos y echamos de menos a los trabajadores y pacientes de MSF y a aquellos de sus familiares que perdieron la vida en el terremoto.

Ver informe anual completo (PDF)

Dr. Unni Karunakara
Presidente internacional
Médicos Sin Fronteras

Haití un año después

Haití un año después

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.