GR – Senderos de Gran Recorrido

Las grandes rutas viarias de la actualidad son, en muchos casos, fruto de la experiencia de siglos de historia: desde los primeros homínidos cazadores y trashumantes hasta los más remotos asentamientos, la historia de la humanidad se ha hecho caminando, y podría incluso decirse que los caminos como tales nacen con los primeros poblados.

De la Edad Media datan algunos de los caminos históricos más importantes, como el Camino de Santiago, primer Itinerario Cultural Europeo, surgieron así una serie de vías principales que unían las diversas poblaciones. Poco a poco, con el aumento de las vías de comunicación, algunos de los antiguos caminos fueron cayendo en desuso, si bien en las áreas de montaña siguieron siendo imprescindibles los pequeños senderos que los habitantes del territorio utilizaban para desplazarse.

Con la industrialización, la implantación de una red viaria, el aumento de la población y la construcción, muchos de estos caminos acabaron por desaparecer.

A lo largo de los últimos años se han ido recuperando estas vías, especialmente las principales, y han surgido así los GR, o itinerarios de más de 50 km de longitud.

Los GR son una red de caminos homologados y aptos para el turismo pedestre que encontramos por toda Europa y que están coordinados por la ERA – European Ramblers Association (www.era-ewv-ferp.org, con versiones en inglés, francés y alemán).

En Cataluña, país con una importante tradición excursionista, se constituyó hace treinta años el Comité Catalán de Senderos, dentro del organigrama de la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña (www.feec.org). En un principio, el objetivo primordial de esta entidad era marcar sus itinerarios, de manera que los excursionistas no se perdieran. No obstante, con el tiempo ha ido realizando una importantísima labor de recuperación, limpieza y señalización de caminos. De esta forma, se ha ido creando toda una red catalana de senderos, con multitud de variantes.

Las marcas específicas de GR son dos franjas, una blanca y otra roja. Además, hay cuatro tipos de señales: dirección a seguir, derivación, dirección equivocada y cambio de dirección.

Marcas GR

Marcas GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.