Espais Naturals del Delta del Llobregat

Logo Delta del Llobregat

Logo Delta del Llobregat

El delta del Llobregat está formado por una extensa llanura que ocupa 98 km2 entre el macizo del Garraf y Montjuïc, y el congosto de Sant Andreu de la Barca al norte. Los humedales litorales están conectados con el acuífero y dependen de él. El delta del Llobregat es el segundo delta en extensión de Cataluña y conserva uno de los humedales más importantes del país.

Actualmente, la diversidad de paisajes es la característica más relevante de este territorio.

 

En medio de este mosaico de paisajes destacan, por su valor, los espacios naturales. El Delta cuenta con 20 hábitats naturales de interés europeo, 3 de los cuales son de interés prioritario, con el objetivo de conservarlos. Alberga una de las escasas poblaciones de trencadalla de Cataluña y una interesante población de Stachys marítima. En los prados húmedos y en los pinares, se han detectado más de 22 especies diferentes de orquídeas. También encontramos una población de invertebrados, de anfibios y de réptiles muy considerable. Se han dado cita más de 350 especies de aves diferentes y constituye una de las rutas más importantes para las aves migratorias. Por todo esto, el Consejo de las Comunidades Europeas ha declarado ZEPA (zona de especial protección para las aves) más de 900 hectáreas, que están protegidas como Red Natura 2000, y de estas, cerca de 500 hectáreas son Reserva Natural Parcial.

Los espacios naturales del delta del Llobregat tienen un equilibrio constante pero dinámico, tienen unos valores naturales intrínsecos que les otorgan importancia mundial, y unos valores estratégicos respecto al uso público i la educación ambiental de primera magnitud. Gestionarlos y conservarlos es una prioridad y, por eso, se creó en el 2005 el Consorcio para la Protección y la Gestión de los Espacios Naturales del Delta del Llobregat.

La laturaleza del Delta en cifras

La naturaleza en cifras

La naturaleza en cifras

Ambientes naturales

El delta del Llobregat acoge un mosaico de paisajes de gran interés natural. Predominan las zonas húmedas, con los lagunas y las marismas; pero también los pinares litorales, los cultivos, la playa, el río y el mar.

Las lagunas y las marismas

El Delta es uno de los tres humedales más importantes de Cataluña. Las lagunas son el elemento característico del paisaje deltaico y tienen un interés científico muy elevado, dada su riqueza ornitológica. Son también importantes como lugar de reproducción de peces litorales y otros de más raros, como el fartet. Las lagunas más grandes, como la Ricarda y el Remolar, situadas en la línea litoral, presentan un estado parecido al natural; otras más pequeñas tienen orígenes diversos. Todos son de aguas dulces salobres, con un gradiente en función de la distancia a la costa.

Los terrenos llanos, sin relieve, deprimidos y que sufren inundaciones temporales durante el año se llaman marismas. La profundidad de las zonas inundadas raras veces ultrapasa el metro y medio. La vegetación está formada por plantas herbáceas, juncales y saladares, en función de la salinidad. Las marismas están asociadas indisolublemente a las lagunas. Son, de hecho, el ambiente más rico en fauna del Delta, lugar de cría, reposo y alimentación de muchos pájaros migratorios, entre los cuales destacan los patos y los limícolas. Su riqueza queda manifiesta en los topónimos, con nombres como la marisma de las “Filipinas”, también llamada “Coto África”, evocadores de lugares paradisíacos llenos de pájaros.

Los pinares litorales

En el Delta encontramos algunos de los pinares de pino piñonero sobre dunas más bien conservados de todo el litoral catalán. Constituyen un hábitat escaso que ha sido declarado de conservación prioritaria por la Unión Europea.

La playa

Las playas del Prat y de Viladecans tienen importantes valores naturales, ya que conservan las comunidades vegetales y animales propias de los arenales costeros y hacen compatible el uso público con la conservación de sus hábitats.

El río Llobregat

El río es el elemento vertebrador del territorio, formador del Delta. Tiene un papel muy importante como conector biológico entre el litoral y el interior, y también es un eje de comunicación natural entre los municipios de la comarca, con un potencial lúdico muy importante.

Los campos de cultivo

En el Delta se lleva a cabo una agricultura intensiva muy rica, asociada al agua del canal de la Derecha del Llobregat y al agua del acuífero profundo. Los campos de cultivo están protegidos, la mayor parte como parque Agrario, y actúan como área amortiguadora entre las áreas urbanizadas y los espacios naturales.

El mar

Las áreas protegidas del delta del Llobregat tienen casi seis kilómetros de zona litoral. La plataforma deltaica es muy rica en invertebrados de zonas arenosas y en peces, sustenta una avifauna marina muy importante, con grandes concentraciones de pardelas baleares algunos años, e incluso hay cetáceos, como los delfines mulares y los delfines listados. Los restos orgánicos que llegan a la costa sirven de alimento a una comunidad de invertebrados que después son consumidos por los limícolas migratorios.

La vegetación

La vegetación del delta del Llobregat destaca por la diversidad de las comunidades vegetales que acoge y por la rareza de algunas de las especies más emblemáticas que se encuentran. La mezcla de aguas dulces y saladas, los terrenos arenosos y arcillosos, la inundación ocasional o permanente son factores que explican la diversidad y la singularidad de la vegetación deltaica.

El Delta alberga la principal población de trencadalla y una de las pocas poblaciones de Estaquis marítima de Cataluña. Se han registrado 22 especies de orquídeas diferentes, siendo una de las zonas más ricas y diversas de Cataluña en orquídeas.

El Delta acoge ejemplos significativos de la vegetación de las marismas y de los arenales costeros, así como algunas de les mejores áreas de pinar litoral de pino piñonero sobre dunas de nuestro país, con una gran riqueza en hongos.

La Fauna

El delta del Llobregat es muy importante para la avifauna, ya que es un punto estratégico dentro de la ruta migratoria de la Mediterránea occidental que une Europa y África. En el Delta se han citado más de 360 especies de pájaros, esta cifra es una de las más altas de especies vistas en la Península Ibérica.

El Delta es, para las aves, zona de descanso, de muda, de alimentación, de nidificación o de invernada. Se considera un área de importancia global en los inventarios científicos, ya que acoge especies de conservación prioritaria en nuestro continente. Por esto fue declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), porque reúne importantes poblaciones de pájaros de interés comunitario prioritario.

Destacan importantes poblaciones nidificantes de cigüeñuelas, chorlitejos patinegros, chorlitejos chicos y zampullines. También nidifican otras especies de distribución muy restringida a Cataluña, con una o dos únicas zonas de cría en el país, como la avoceta, la canastera, el charrán común y el tarro blanco. Las poblaciones de pájaros invernantes también son de gran interés, destacan las anátidas de diferentes especies.

El delta del Llobregat acoge regularmente 3 de les 15 especies en peligro crítico de extinción en España: el avetoro, la pardela balear y el águila pescadora. De estas 15 especies, 7 más han sido citadas o están presentes en migración. Además de las especies en peligro crítico, se pueden encontrar taxones en peligro, vulnerables y casi amenazados.

También hay una destacada población autóctona de galápagos leprosos y de fartets, pequeño pez endémico de los humedales litorales del oeste de la Mediterránea. En los arenales costeros destaca la población de la escasa lagartija cenicienta.

Entre los mamíferos, destaca la población de murciélagos, aunque no es tan numerosa como hace unos años: especies migratorias como el murciélago de Nathusius y otras especies que crían en los macizos de alrededor y utilizan el Delta como zona de alimentación.

Los invertebrados no son tan conocidos. Aún así, muchas especies escasas y amenazadas habitan en el Delta.

Espacios naturales del río Llobregat

Adéntrate en el interior del espacio haciendo un itinerario de descubrimiento de 3 km o bien uno más largo (5,4 km), hasta llegar a la desembocadura del río Llobregat. También puedes llegar hasta los antiguos edificios de Carabineros y el Semáforo siguiendo el canal de la Bunyola.

Los itinerarios interiores están adaptados para sillas de ruedas.

Itinerarios dentro del parque:

Itinerario 1: Rio / Cal Tet
Itinerario 2: Río / Ca l’Arana / Cal Tet
Itinerario 3: Bunyola / Carrabineros / Semáforo

Cómo llegar

Coordenadas GPS parking: N 41º 18′ 31.57″ ; E 2º 6′ 42.75″

En vehículo privado: Una vez en el Prat hay que seguir las indicaciones que llevan a la playa. Pasado el Cementerio, hay que desviarse en la primera rotonda y seguir las indicaciones de “Espacios Naturales del Río”. Allí se puede dejar el vehículo en el aparcamiento señalizado.

En transporte público: El bus PR3 que tiene origen en la estación de tren de El Prat de Llobregat se detiene en la parada Cementerio Sur – Tanatorio, que está a poco más de 1 km. de la entrada de los espacios naturales.

A pié o en bicicleta: Por la orilla derecha del Río Llobregat, por los caminos rurales o por la carretera de la playa del Prat, que tiene circulación segregada para peatones y ciclistas.

Espacios Naturales del Delta del Llobregat

Espacios Naturales del Delta del Llobregat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.