Escala europea de peligro de Alude

Escala europea de peligro de Aludes

Índice de peligro

Estabilidad del manto nivoso

Probabilidad de desencadenamiento

Indicaciones para el esquí fuera de las pistas y recomendaciones

símbolo peligro 5

Muy fuerte

Inestabilidad generalizada del manto nivoso.  

Se esperan numerosos y grandes aludes originados espontáneamente incluyendo zonas con pendientes poco propicias.

 

Se tiene que renunciar a hacer excursiones.
símbolo peligro 4

Fuerte

En la mayoría de las pendientes (**) suficientemente propicias a los aludes, el manto nivoso está débilmente estabilizado.  

Se pueden desencadenar aludes incluso por sobrecargas débiles en la mayoría de las pendientes suficientemente propicias a los mismos.

En ciertas situaciones, son posibles numerosas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes.

 

Las excursiones tienen que limitarse a las zonas con pendiente moderada.

Es posible que la parte baja de las pendientes esté igualmente expuesta al peligro de aludes.

símbolo peligro 3

Notable

En numerosas pendientes (**) suficientemente propicias, el manto sólo está moderada o débilmente estabilizado.  

Se pueden desencadenar aludes incluso por sobrecárgas débiles y en numerosas pendientes cuyas características se describen habitualmente en el boletín.

En ciertas situaciones son posibles algunas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes.

 

Deben evitarse las vertientes inclinadas en las orientaciones y altitudes que se indican.

Se requiere mucha experiencia y una gran capacidad de apreciación del peligro de aludes.

símbolo peligro 2

Limitado

Se pueden desencadenar aludes sobretodo por sobrecargas fuertes y en algunas pendientes cuyas características se describen normalmente en el boletín.

En el resto, está bien estabilizado.

 

Se pueden desencadenar aludes sobretodo por sobrecargas fuertes y en algunas pendientes cuyas características se describen normalmente en el boletín.

No se esperan salidas espontáneas de aludes de gran amplitud.

 

Las excursiones deben realizarse con previa planificación.

Se recomienda prudencia a la hora de elegir los itinerarios, evitando, en lo posible, las vertientes inclinadas con la orientación y la altitud que se indican.

símbolo peligro 1

Débil

En la mayoría de las vertientes el manto nivoso está bien estabilizado.  

Excepcionalmente, sólo pueden desencadenarse aludes en algunas pendientes muy propicias (*) y, sobre todo, a causa de fuertes sobrecargas.

De forma natural sólo pueden desencadenarse coladas o pequeños aludes.

 

Las excursiones y el descenso con esquís son posibles casi sin restricciones.
(*) Pendientes propicias a los aludes son aquellas que reúnen determinadas condiciones de inclinación, configuración del terreno, proximidad de la cresta…

(**) Las características de estas pendientes, generalmente, están precisadas en el boletín: altitud, exposición, topografía…

(***) Sobrecarga: – Sobrecarga fuerte: p.e. esquiadores agrupados… – Sobrecarga débil: p.e. esquiador o montañero aislado.
– La expresión desencadenamiento de aludes se refiere a los provocados por una sobrecarga, principalmente por uno o varios esquiadores.
La expresión salida espontánea se refiere a los aludes originados sin acción externa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.