El quebrantahuesos vuelve de nuevo a España

El quebrantahuesos es un ave de presa cuyo nombre tiene su origen en el hecho de que para alimentarse coge los huesos que va encontrando y los eleva a grandes alturas, momento en el que los suelta con el objetivo de que se partan y de esta forma poder alimentarse con ellos.

Ejemplar de Quebrantahuesos

Ejemplar de Quebrantahuesos

El caso es que se trata de una especie en peligro de extinción hasta tal punto que en España, uno de sus reductos principales, había prácticamente desaparecido a mediados del siglo XX, y en el resto de Europa la situación también fue empeorando año tras año.

No obstante, el esfuerzo por volver a repoblar la península ibérica con el quebrantahuesos está dando sus frutos en la actualidad, aunque cabe destacar que por el momento no se pueden lanzar campanas al vuelo. Aun así se trata del país de toda Europa con un mayor número en su censo, alcanzando un total de 130 parejas. El problema es que HASTA LA FECHA tan sólo se han conseguido distribuir por la zona de los Pirineos, lo cual significa que el esfuerzo debe proseguir hasta conseguir repoblar de nuevo otros sistemas montañosos ibéricos.

Los responsables de los últimos 10 años de esfuerzos y logros son los pertenecientes a la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, los cuales han estado trabajando duramente para lograr que hoy en día tengamos una pequeña esperanza de que esta especie animal vuelva de nuevo a surcar nuestros aires.

Entre las distintas razones por las que se considera que acabaron desapareciendo podemos destacar principalmente la caza y la utilización de venenos peligrosos.

Hay que tener en cuenta que el quebrantahuesos es junto al oso pardo y al lince algunas de las especies más características de la fauna española a la vez que también son las que han sufrido más el efecto de la mano del hombre, estando todas ellas todavía en amenaza directa.

Por otra parte también cabe destacar que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha llevado a cabo un protocolo a través del cual un total de 13 comunidades autónomas colaborarán para conseguir que el quebrantahuesos tenga una nueva oportunidad. De entre dichas comunidades autónomas se encuentran Cataluña, Madrid, País Vasco, Galicia, Asturias, Andalucía, Murcia, Cantabria, La Rioja, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Navarra.

Gracias a ello, el objetivo es que el quebrantahuesos no quede rescindido tan sólo a la zona de los Pirineos, sino que vuelva de nuevo a aquellas comunidades donde históricamente siempre ha tenido su hogar.

También cabe destacar que hasta el momento todas estas iniciativas se están siguiendo con mucho éxito, además de que se espera una próxima colaboración con Francia para mejorar la estrategia que permitirá la recuperación.

Sin duda alguna estamos ante una gran noticia que, aunque no es nueva, al menos los resultados si los estamos comenzando a ver en la actualidad, y el hecho de que tanto las comunidades españolas como distintos países se unan a este proyecto sin duda nos hace tener una mayor esperanza de poder recuperar esta especie que nunca debió desaparecer de nuestras montañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.