El peligro de los pozos de fracking

Mucho se ha estado hablando estos últimos meses acerca de los pozos de fracking, también conocido como un sistema de extracción mediante fractura hidráulica. Y es que pese a contar con múltiples sistemas de seguridad, lo cierto es que en Estados Unidos se ha podido comprobar que algunos de ellos están defectuosos por lo que acaban contaminando el agua subterránea.

 

Pozo de fracking

Pozo de fracking

El peligro de los pozos en Estados Unidos

Esto ha hecho que aumente la preocupación por las consecuencias ambientales que puedan derivar de esta situación.

Se ha podido llegar a esta conclusión tras la realización de varios estudios científicos llevados a cabo durante el último año, analizando el riesgo sísmico así como la contaminación de los acuíferos de los primeros pozos que fueron construidos por allá por los años 60 en Oklahoma y Pennsylvania.

La conclusión obtenida

Sin embargo, los expertos han demostrado que el peligro no procede directamente de los pozos en sí, sino que el problema son los fallos en la construcción y los desgastes que se producen en la cubierta de protección del interior del pozo.

Por su parte desmienten que la técnica de fractura hidráulica sea la razón esta contaminación, sino que directamente derivan la responsabilidad a estos sistemas de protección que con el paso del tiempo se van deteriorando o incluso en ocasiones no se llegan a fabricar de la forma adecuada.

Éstas son las conclusiones obtenidas y publicadas en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences a través de un estudio llevado a cabo por un equipo dirigido por el investigador Thomas Darrah de la Universidad de Duke.

El estudio publicado en la Proceedings of the National Academy of Sciences

En total se ha analizado 133 muestras obtenidas de las aguas subterráneas colindantes a los pozos en Pennsylvania y Texas. Se procedió a analizar los gases nobles y los hidrocarburos de dichas muestras gracias a lo cual pueden estar totalmente convencidos de su procedencia.

La parte positiva es que en ningún momento se ha detectado que exista una migración de gas debido a la perforación, pero es importante considerar tanto la cimentación como la cubierta de protección de los pozos ya que durante los estudios se ha podido comprobar que al menos en cuatro casos existen desperfectos que dan lugar a la filtración.

En esencia, el equipo tiene la intención de trasladar su preocupación a los expertos con el objetivo de fortalecer la seguridad de estos pozos ya que se trata de un proceso económico y viable, evitando así que siga aumentando la preocupación por parte de los ciudadanos y, por supuesto, con el principal objetivo de dejar de contaminar las aguas potables subterráneas.

Sin duda alguna se trata de un tema bastante polémico, pero los responsables ya han reconocido que procederán de la forma adecuada para acabar con los problemas de contaminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.