El glaciar islandés Snæfells se derrite.

La gruesa capa de hielo que cubre el volcán islandés Snæfells pierde alrededor de metro y medio cada año. Actualmente, el pico ha quedado sin hielo por primera vez.

Este volcán es el que eligió el escritor Julio Verne para dar entrada al núcleo terrestre en su novela ‘Viaje al centro de la Tierra’, escrita en 1864. En esta novela, Verne relata las aventuras de un profesor alemán que junto a su sobrino y un guía visitan el núcleo terrestre, un lugar poblado de animales extraños y antidiluvianos. Julio Verne escogió este volcán como entrada a este mundo misterioso y el de Stromboli, en Sicilia, para finalizar el extraño viaje.

Un geólogo islandés experto en volcanes, Haraldur Sigurdsson, ha dado la noticia. Cuando sobrevoló en helicóptero el volcán y vio el avance del deshielo decidió subir a la cima para verlo de cerca. “Al igual que otros glaciares islandeses, hace ya muchos años que el Snæfellsjökull se está derritiendo y cada vez lo hace más rápido. En el último siglo ha disminuido un 50%, pero este año hay más rocas visibles que nunca. Especialmente en el pico, cuya capa de hielo se ha derretido por completo”.

Aproximadamente 10% del territorio islandés está cubierto por glaciares. El Snæfellsjökull (glaciar del Snæfells) está rodeado por el mar y por un paisaje de un verde intenso. Es un lugar con mucho magnetismo y los islandeses creen que desprende una energía especial. Algunos amantes de lo esotérico creen que es uno de los siete puntos energéticos (o chacras) del planeta.

“Llevamos años viendo los efectos del calentamiento en los glaciares de toda Islandia, pero, este verano, las imágenes del pico del Snæfellsjökull a la vista han ayudado a atraer la atención al problema”, prosigue Sigurdsson. “A este ritmo, entre 2030 y 2050 no quedará hielo”. Y, entonces, el ¿error? de Julio Verne no será tal.

¿Cuál fue el error de Verne? En sus descripciones, Julio Verne no hizo ninguna referencia al enorme glaciar que tuvieron que atravesar sus protagonistas para poder alcanzar el cráter. Verne nunca visitó Islandia, pero sus descripciones son minuciosas sobre el volcán y alrededores. ¿Fue consciente de su omisión?

El deshielo puede acabar dando la razón a Julio Verne. Esperamos que solo se trate de ciencia ficción y el problema pueda dar marcha atrás.

El glaciar islandés Snæfells se derrite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.