El glaciar del Chacaltaya desaparece

Uno de los casos más impresionantes es el del gigantesco glaciar del monte Chacaltaya, en Bolivia, dónde hace 15 años la gente iba a practicar el esquí en la que era conocida como “la pista más alta del mundo”, con 5.300 metros de altitud. Actualmente, se pueden ver los últimos metros cuadrados de nieve.

En el monte se encuentran algunos remontadores en medio de una ladera pelada. Un mantel de hielo de unos 50 metros cuadrados da una idea de lo que fue el Chacaltaya con los 1.600 metros cuadrados de nieve que tenía en los años 50.

La cordillera de Bolivia ha perdido el 43% de su superficie en 33 años. El caso del Chacaltaya se repite sobre su vecino, el Huayna Potosi (6.088 m) y sobre el majestuoso Illimani (6.462 m), que domina la capital de La Paz.

La organización humanitaria Oxfam ha explicado el efecto devastador que la perdida de los glaciares tendrá para la población boliviana. Millares de campesinos andinos y los habitantes de La Paz dependen del agua de los glaciares. El 40% de la energía del país es de orígen hidroeléctrico.

El Chacaltaya ha pasado a convertirse en un majestuoso altiplano donde la gente va a hacer caminatas, en las que se consciencia del impacto del calentamiento climático. 

Los turistas descubren el fenómeno que hace que una superficie sin nieve capte más calor y derrite más rápidamente la nieve de los alrededores.

El monte Chacaltaya en diferentes períodos

El monte Chacaltaya en diferentes períodos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.