El escarabajo pelotero y su aire acondicionado

Es curioso, pero la naturaleza cuenta con su propia tecnología, muy alejada de nuestros chips y sistemas de funcionamiento, pero que sin duda permite que tanto el hombre como el resto de seres vivos e inertes sigan intransferibles su curso.

 

El escarabajo pelotero y su aire acondicionado

El escarabajo pelotero y su aire acondicionado

Un buen ejemplo lo podemos ver en el caso del escarabajo pelotero. Todos sabemos que este escarabajo recibe su nombre debido a que se pasan el día realizando bolas con estiércol. Hasta el momento se han estudiado las razones y muchas ya son conocidas por todos, como el uso de esta pelotita para defenderse de otros insectos, etc. No obstante, recientemente un grupo de científicos ha podido comprobar que otro de los usos a los que va destinada esta gran pequeña pelota de estiércol es para refrescar al propio escarabajo.

Aunque suene a broma, la bola de estiércol es algo así como el aire acondicionado del escarabajo. Esta es la conclusión a la que ha llegado una investigación liderada por Jochen Smolka de la Universidad sueca de Lund.

No obstante, este descubrimiento se ha logrado de forma completamente casual. Resulta que en primer lugar se encontraban analizando los bailes orientativos de los escarabajos sobre sus bolas de estiércol con los que mostraban el camino que debían tomar, pero el caso es que se comprobó que cuanto más calor hacía, más se subían los escarabajos a estas bolas, llegando a subir hasta siete veces más a éstas con temperaturas elevadas que en condiciones normales.

Otro gesto que daba a entender esta situación es que restregaban su cara por la pelota cuando tenían mayor calor. Se dedujo que lo hacían para extender el líquido por sus patas y cabeza para mantenerlas frescas. Como prueba, se calzaron a los escarabajos con botas de silicona, y cuál fue la sorpresa de que éstos se subían menos a las bolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.