El ayuno y el deporte

Son muchas las personas que se plantean dejar atrás la vida sedentaria y comenzar a practicar deporte, pero el número aumenta considerablemente después de fiestas como es el caso de las recientemente pasadas. Por esa razón es normal que algunos de nuestros lectores se planteen dudas como las relacionadas con el ayuno y el deporte.

 

Ayuno y deporte

Ayuno y deporte

Ayunar o no ayunar, esa es la cuestión

Existen distintos estudios que dan a entender los beneficios y los efectos negativos de la práctica de ejercicio físico antes y después de desayunar.

Nuestro objetivo por tanto es el de valorar en cada caso qué es lo más conveniente. Por esa razón, a continuación vamos a ver algunos de los aspectos más importantes que deberemos considerar a la hora de elegir si vamos a practicar ejercicio físico antes de desayunar o después.

Ayunar o no ayunar para practicar ejercicio físico

En primer lugar debemos tener muy claro que lo más importante a la hora de practicar ejercicio físico es que disfrutemos con ello, y como cada persona es un mundo, es imprescindible probar y valorar con qué nos sentimos más cómodos.

No obstante hay algunos puntos interesantes que debemos tener en cuenta para elegir el momento en el que vamos a practicar ejercicio físico.

En primer lugar debemos considerar que practicar ejercicio físico antes de desayunar puede ayudarnos a perder una mayor cantidad de grasa, pero también es muy importante tener en cuenta que hay personas que no se encuentran cómodas practicando ejercicio antes de tomar un tentempié, ya que el modo de gestionar la energía en cada uno de nosotros es distinta.

Por otra parte, si padecemos una considerable obesidad, hemos estado alimentándonos mal hasta ahora, somos mujeres embarazadas, tenemos problemas relacionados con la diabetes o la hipoglucemia, etcétera, lo mejor que podemos hacer es ingerir alimentos antes de proceder.

También es interesante desayunar antes de practicar ejercicio físico si lo que estamos buscando es un aumento de nuestra masa muscular.

Y si queremos aumentar nuestro rendimiento en el caso de que practiquemos algún deporte de larga duración, lo mejor es entrenar con la energía baja, por lo que es más aconsejable hacerlo antes de desayunar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.