Ecoturismo Alpino

Una promesa de un desarrollo turístico inteligente de las montañas es el ecoturismo. Además de ser el Año Internacional de las Montañas, 2002 también es el Año Internacional del Ecoturismo, y entre ambos existen fuertes e importantes lazos.

El ecoturismo puede contribuir a reducir la pobreza y el hambre, problema fundamental de las zonas de montaña, donde reside una importante proporción de la población más pobre y con mayor inseguridad alimentaria del mundo.
El ecoturismo también tiene muchas posibilidades de fortalecer a las comunidades y proteger los ecosistemas montañosos. Definido por la Sociedad internacional de Ecoturismo como “el viaje responsable a zonas naturales, que conserva el medio ambiente y contribuye al bienestar de la población local”, el ecoturismo hoy abarca entre el 2% y el 4% del turismo mundial. Pero se espera que crezca esta cifra. Esta forma de turismo se propone devolver algo a la zona y la cultura visitadas, en forma de ingresos y apoyo económico a proyectos de conservación, pero a menudo también en especie.

Algunos operadores turísticos siembran árboles para combatir la desertificación, recogen la basura en las regiones donde se practica el alpinismo y vigilan que los turistas utilicen envolturas biodegradables para sus alimentos y bebidas. Durante muchos viajes ecológicos, los turistas colaboran en proyectos de protección de las especies y hábitat que corren peligro de extinción. El ecoturismo, bien organizado, puede ser un valioso instrumento para la prosperidad de esta industria, especialmente para las comunidades pobres de las montañas del mundo en desarrollo, sin destruir los recursos naturales ni el medio ambiente.

ECOTURISMO: Una buena opción turística

ECOTURISMO: Una buena opción turística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.