Consejos para iniciarse en el deporte

Hoy os vamos a dar una serie de consejos que esperamos os sean útiles para iniciaros en el deporte. Fundamentalmente nos vamos a dirigir a aquellas personas que, por una razón u otra, llevan tiempo sin realizar ningún tipo de ejercicio físico y han tomado la decisión de ponerse manos a la obra con el objetivo de recuperar el tiempo perdido.

iniciarse en deporte

Acude a tu médico de confianza antes de empezar

Evidentemente, si somos muy jóvenes y hace poco hemos estado practicando deporte, por norma general no va a ser necesario que consultemos con nuestro médico para analizar nuestro estado físico y los posibles riesgos que pudiesen existir.

Sin embargo, si ya pasamos la cuarentena o tenemos problemas relacionados con una importante obesidad, lesiones mal curadas, etcétera, lo mejor que podemos hacer es acudir a la consulta para realizarnos un chequeo a través del cual se realice una valoración adecuada.

Cuidado con la obesidad

Por otra parte, si nuestra obesidad es excesiva, es esencial que llevemos mucho cuidado antes de empezar, independientemente de la edad que tengamos. Esto se debe fundamentalmente a que nuestras articulaciones pueden sufrir en exceso, además de que quizás nuestro corazón no esté acostumbrado a realizar determinados sobreesfuerzos.

Comenzar siempre de forma progresiva

En todo caso, lo último que debemos hacer es ponernos a practicar deporte obsesionándonos en mejorar día a día, ya que estaremos fomentando la aparición de nuevas lesiones o agravando las viejas a la vez que de esta forma lo único que haremos será aburrirnos y cansarnos del deporte, cuando lo que tenemos que hacer es convertirlo en una actividad con la que disfrutemos.

Por esa razón podemos empezar practicando deporte tan sólo dos veces por semana y con una intensidad baja. Por ejemplo, si salimos a correr, podemos ir al trote durante 10 ó 15 minutos la primera semana, ampliar a 20 minutos en la segunda si vemos que nuestro cuerpo nos lo permite y así sucesivamente.

Conforme vayamos mejorando nuestro estado físico seremos conscientes de que necesitamos dedicar más tiempo e incluso aumentar la intensidad o los días por semana para realizar la práctica, pero al principio no debemos preocuparnos en ese sentido.

Eso sí, alternativamente a los dos días a la semana que practiquemos ejercicio, una opción muy interesante puede ser la de realizar pequeñas caminatas cada día. Podemos inclusive optar por dejar el coche aparcado y realizar pequeños recorridos a pie o incluso hacer uso de una bicicleta, ya que aunque no nos exija demasiado esfuerzo, en realidad estaremos tomando una actitud muy positiva para mejorar en menos tiempo.

Elegir el deporte más adecuado

Otro aspecto importante es elegir un deporte con el que estemos convencidos de que vamos a disfrutar. En el caso de que comencemos a practicarlo y no nos convenza del todo, podemos sentir total libertad para ir cambiando hasta encontrar aquel que se amolde a nuestros gustos y necesidades.

Sin embargo, antes de llevar a cabo un deporte en grupo o cualquier tipo de ejercicio físico que requiera un rendimiento superior, siempre será más aconsejable comenzar desde cero y empezar a nadar, correr, trabajar la flexibilidad, etcétera, y siempre y en todo caso, es esencial que antes de practicar deporte realicemos un calentamiento previo y cuando hayamos terminado realicemos ejercicios de estiramiento, evitando así lesiones, agujetas y dolores innecesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.