Consejos para evitar las lesiones en el deporte

Estas fiestas de Navidad pueden ser un momento fantástico para practicar deporte, y por ello vamos a daros algunos consejos a través de los cuales queremos ayudaros a evitar las lesiones y disfrutar de unos días fantásticos y saludables.

 

Lesiones deportivas

Lesiones deportivas

El deporte en Navidad

En Navidad disponemos de algunos días que podemos aprovechar para practicar nuestros deportes favoritos, ya sean individuales o en grupo. Sin embargo también se trata de unas fechas en las que solemos ser algo más descuidados, comemos en exceso, etcétera, por lo que hay que aumentar aún más si cabe las precauciones.

Por otra parte, el deporte también va a ser un fantástico aliado para evitar esos kilitos de más que generalmente siempre acabamos cogiendo por cenas y comidas copiosas en familia o con amigos.

A continuación analizamos algunos de los consejos más importantes que debes tener en cuenta.

La prevención de las lesiones en el deporte

Lo primero que tenemos que hacer en el caso de que llevemos mucho tiempo sin practicar deporte es consultar con nuestro médico habitual para analizar cómo vamos a llevar a cabo el proceso. Si contamos con una cierta edad, tenemos sobrepeso, etcétera siempre será más interesante ir de forma gradual para evitar problemas.

En esencia empezaremos con un nivel adecuado a nuestro estado físico, y nunca caeremos en el sobreentrenamiento, ya que se trata de una garantía para la aparición de las lesiones.

Por supuesto, antes de cada sesión es esencial que procedamos a realizar los imprescindibles ejercicios de calentamiento, los cuales variarán adecuándose al tipo de deporte que vamos a practicar, prestando especial atención a las zonas de nuestro cuerpo que van a recibir una mayor carga o movimientos.

Además del calentamiento, antes de comenzar la práctica de ejercicio físico también es necesario que estiremos, proceso que llevaremos a cabo de nuevo una vez hayamos finalizado. Éste es uno de los mejores sistemas que nos permitirán no sólo evitar lesiones sino también que cualquier pequeña lesión que tengamos del pasado se acabe agravando. En el caso de que vayamos a realizar cualquier movimiento brusco nuestros ligamentos y músculos estarán más preparados para hacer frente al proceso, evitando así desgarros y dolores innecesarios.

En el caso de que estemos practicando ejercicio físico y notemos alguna molestia la analizaremos y en caso de duda consultaremos a nuestro médico, ya que la misma puede ser un aviso de una lesión posterior, por lo que muchas veces es mejor interrumpir nuestro programa de entrenamiento hasta estar completamente seguros de que no corremos ningún tipo de riesgo.

Por supuesto y aunque se trate de unos días más frescos, la hidratación es imprescindible al igual que lo es la nutrición, manteniendo un mayor control sobre estos aspectos para maximizar nuestro rendimiento y estar totalmente convencidos de que nuestro motor está perfectamente preparado para rendir al máximo.

A la hora de organizar nuestro plan de entrenamiento también tendremos en cuenta un perfecto balance muscular, es decir, muchas veces se producen lesiones porque no desarrollamos nuestros músculos de forma generalizada, sino que tan sólo nos centramos en unos determinados y el resto los dejamos más despreocupados.

Y por supuesto, el material deportivo será esencial, con unas prendas de ropa de calidad y sobre todo un calzado por el que vale la pena realizar un mayor desembolso económico ya que no sólo evitaremos lesiones sino también otras muchas molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.