Cómo reducir la inflamación en las lesiones

En esta ocasión vamos a dar algunos trucos interesantes que nos pueden ser muy útiles para reducir la inflamación producida tras una lesión.

 

Cómo reducir la inflamación en las lesiones

Cómo reducir la inflamación en las lesiones

Golpes, esguinces y tirones

Si lo que tenemos es un golpe, un tirón o un esguince, lo que deberemos hacer es poner hielo lo más rápidamente posible sobre la zona afectada.

El frío del hielo es un fantástico antiinflamatorio, pero es muy importante que, si queremos conseguir un resultado efectivo, lo apliquemos lo antes posible. Cada tanda de frío no será inferior a los 10 minutos.

No obstante, siempre protegeremos la piel con algún paño para evitar quemaduras.

Lesiones de músculos, ligamentos, tendones y huesos

En este caso, el hielo también será un gran aliado durante todo el tiempo que tengamos la lesión salvo en el caso de que sea muscular.

Si la lesión es muscular, el hielo nos será de gran ayuda los dos primeros días. Una vez transcurrido este tiempo, lo que aplicaremos será calor.

Condiciones generales

En todo caso, siempre que se produzca una lesión, acudiremos a nuestro médico especialista que se encargará de indicarnos un tratamiento de reposo, fisioterapia, farmacológico, electroterapia, etc.

Por otra parte, hay que tener muy en cuenta que el hecho de que el dolor desaparezca no es un indicativo de que la lesión se haya curado, por lo que deberemos volver a nuestro rendimiento normal de forma paulatina, y prestando mucha atención a los consejos de nuestro médico.

Si seguimos estos consejos, evitaremos inflamación excesiva, lo cual nos ayudará a solucionar el problema mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.