Comidas outdoor y de emergencia

Uno de los principales problemas cuando sales de travesía es la alimentación. La mochila pesa, y cargar con delicatesen no suele ser una buena idea.

Si tenemos suerte, y pasamos cerca de algún refugio guardado, siempre podemos permitirnos una cena caliente y más elaborada. Pero lo habitual es que pasen los días y nuestra alimentación sea fría y se componga principalmente de embutido, latas o, en el mejor de los casos, de una sopa precocinada o pasta.

Por suerte, la industria de la alimentación avanza rápidamente, y cada vez hay más marcas que se dedican a la comida de montaña, alimentos que se caracterizan por su calidad, su poco peso, fácil preparación y su comodidad para transportar.

Hasta ahora se había oído hablar mucho de los alimentos deshidratados, pero cada vez más podemos encontrar productos liofilizados.

En ambos casos, a los alimentos se les elimina gran parte del agua que contienen. Esto hace que pesen menos y se conserven durante más tiempo. Además guardan muy bien el sabor y su preparación es sencilla. Añadirles agua y listo.

La diferencia entre los dos sistemas está en cómo se les extrae el agua. La deshidratación se consigue con el alimento en su estado natural, exponiéndolo a una fuente de calor suave. El agua del alimento pasa del estado líquido al estado gaseoso.

La liofilización consiste en congelar antes el alimento. Así, el agua pasa primero a estado sólido. A continuación, el alimento se deseca al vacío, introduciéndolo en una cámara de vacío que separa el agua por sublimación o volatilización. De esta manera se consigue pasar el agua de estado sólido a gaseoso sin pasar por el líquido.

Con el sistema de liofilización se consigue que la comida quede más crujiente y sus propiedades casi intactas. Además, si un alimento deshidratado puede durar un año, los liofilizados son comestibles durante décadas.

Hasta ahora no era fácil encontrar comida liofilizada en nuestro país. Cuántas veces nos habremos encontrado montañeros franceses que para cenar sacaban su sobre …et voilà!

Por fin hemos encontrado la solución. Una tienda online con sede en Francia y años de experiencia que distribuye sus productos en nuestro país: Lyophilise.com.

 

Lyophilise

Lyophilise

¿Ventajas? La tienda trabaja con la mayoría de marcas de comida liofilizada, así que es fácil encontrar el alimento más adecuado para cada paladar…

Además, cuenta con muchas secciones en las que encontrar la comida por marca, tipo, duración del producto, sin lactosa, sin gluten, vegetariana, autocalentable, halal, tentempiés… toda una carta más propia de grandes restaurantes.

En su menú, cordero a la cerveza con lentejas, bacalao con patatas, beef stroganoff con arroz, farfalle con salsa de espinacas y queso gorgonzola, mousses, ensaladas de frutas y un sinfín de platos para reponer fuerzas.

También ofrece paquetes de supervivencia de uno a varios días para casos extremos. Vale la pena echar un vistazo a toda la gamas de productos, algunos de los que no sabíamos ni que existiesen.

Sin duda todo un descubrimiento. Os dejamos un video explicativo (en francés):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.