Basura en el Everest

La cordillera del Himalaya, además de ser la cordillera que alberga el mayor pico del mundo, el Everest con sus 8.850 metros de altitud, también es el cementerio y el basurero más alto del mundo.

Sobre las blancas nieves del Everest se acumulan todo tipo de basuras: botellas de oxígeno vacías, restos de campamentos, utensilios de todo tipo e incluso los cadáveres de los caídos en el intento de coronar el pico más alto de la tierra.

Así que una expedición de sherpas ha tomado la decisión de recoger la basura acumulada durante décadas en el tramo final de la ascensión al Everest, la denominada como Zona de la Muerte.

Cada sherpa podrá bajar hasta 20 kilos de basura en cada viaje con lo que se calcula que podrán bajar un total de 3.000 kilos de basura.

La costosa expedición es sufragada por compañías nepalís, relacionadas todas ellas con el turismo.

Este equipo también bajará los cuerpos de los montañeros muertos en el intento. El rescate de estos cuerpos se había descartado hasta ahora por encima de los 8.000 metros. Pero esta expedición parte también con el objetivo de bajar de las alturas los cuerpos caídos en combate lo quieran los familiares o no.

La expedición llevará camillas especiales para arrastras cuidadosamente los cuerpos.

Basura en el Everest

Basura en el Everest

Cadáver en el Everest

Cadáver en el Everest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.