Aumento de los recates en montaña

Se multiplican por cuatro los rescates en montaña en Cataluña durante el 2010.

Casi 800 personas se han han perdido en algún momento en las montañas catalanas a lo largo de este año 2010: excursionistas desorientados, boletaires inexpertos, alpinistas extraviados o ciudadanos que simplemente habían ido a pasar el día al campo y que, sin saber muy bien cómo, se despistaron y acabaron tomando un camino incorrecto.

Hasta el pasado 30 de noviembre, los bomberos de la Generalitat tuvieron que salir en busca de 404 personas extraviadas por el monte en Cataluña y al rescate de otros 369 aficionados perdidos en montañas, cuevas o zonas de difícil acceso.

A pesar de la proliferación de teléfonos móviles y GPS, el fenómeno va a más. En la última década, se han multiplicado por cuatro las salidas para buscar a personas desorientadas en el monte. En alta montaña, en cambio, la tendencia se ha moderado desde que se empezó a aplicar, hace ya más de un año, el decreto por el que los imprudentes son castigados a abonar el coste de su rescate.

La dirección general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de la Generalitat afronta la campaña de invierno con preocupación, después de un otoño en que la alta afluencia de visitantes en el bosque ha elevado de forma significativa el número de búsquedas.

La solución, aseguran bomberos y excursionistas federados, pasa por la formación: Igual que se imparte en los colegios clases de civismo y ciudadanía, quizá se tendría que enseñar también a los escolares conocimientos básicos sobre cómo orientarse y comportarse en la montaña. La propuesta, que podría asumir la Escola Catalana d’Alta Muntanya, cuenta también con el apoyo de la Guardia Civil y otros cuerpos encargados de tareas de rescate.

Se multiplican por cuatro los rescates en el monte

Se multiplican por cuatro los rescates en el monte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.