Atunes rojos radiactivos en EEUU

A raíz de un estudio realizado por distintos miembros de la Universidad de Stanford y la Escuela de Ciencias Marinas y Atmosféricas de la Universidad Stony Brook y publicado en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se han detectado unos altos niveles de radiactividad en el atún rojo capturado en California.

 

Atunes del Pacífico pescados tras la crisis de Fukishima

Atunes del Pacífico pescados tras la crisis de Fukishima

Esta radiactividad procede de la central de Fukushima de Japón debido al desastre ocurrido. A esta conclusión se ha llegado a partir del estudio de 15 piezas de atún obtenidas en el mes de agosto del año pasado en la zona, detectando unos niveles de isótopos radiactivos muy superiores a los obtenidos en las pruebas realizadas en otras muestras conseguidas tres años antes, es decir, en el año 2008.

Esto demuestra que el propio atún está transportando partículas radiactivas de Fukushima a través del océano Pacífico.

No obstante, los niveles se consideran muy por debajo de los máximos permitidos para el consumo humano, permaneciendo en 10 bequerelios de los entre 2.000 y 4.000 bequerelios por Kg que se estima podrían causar daños, por lo que no existen riesgos en absoluto para el consumidor, que puede seguir consumiéndolo sin preocupación alguna.

No obstante, y debido al aumento, se estima que las pruebas se realizarán con una mayor asiduidad para controlar el aumento o descenso de esta radiactividad en los productos, aunque debido al tiempo que ha pasado desde el desastre nuclear, no se prevé que la concentración vaya en aumento, por lo que no habrá que cerrar la pesca en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.