Ascensión al Trevenque (Sierra Nevada)

Conchi y Guillermo del Club Mulhacén nos dejan esta ascensión al Trevenque.

El Trevenque es la montaña más alta de la baja montaña granadina, tiene 2080 m. de altitud, pero tiene una silueta y un porte impecable. Los granadinos pensamos que si tuviera solo los 3.483 que tiene el Mulhacen, a ver quien se atrevía con él.

Es una montaña muy transitada en circunstancias normales, aunque requiere un esfuerzo considerable, pues el terreno es arenoso y tiene una subida fuerte en la parte final, que a veces hacemos trepando por la pared que forman las rocas.

Sin embargo en invierno cuando nieva, la cosa cambia, aunque no es difícil si requiere atención, pues un resbalón te puede costar caro debido a la pendiente que se forma, aun así, merece la pena subirlo, pues es muy corta su temporada de nieve en esta sierra, la poca altitud hace que el sol derrita pronto la nieve, sin embargo con ella parecen los mini Alpes….

Al Trevenque se puede llegar desde varios sitios, pero el más rápido es desde el pueblo de La Zubia hasta el Canal de la Espartera donde hay que dejar el coche. Aquí la altitud es de 1340 m. toda la subida está muy marcada, se puede hacer mas cómoda siguiendo el carril que sale al lado justo del canal, o bien la que nosotros hemos hecho que es subiendo por los arenales, a los cuales llegamos bien por el camino bien por una vereda que va mas monte a través hasta llegar a un pequeño mirador que nos baja a ellos, y desde aquí remontarlos y solos nos van metiendo en la arista que nos conducirá –todo marcado- a la cumbre. Esta vereda ya bastante inclinada nos llevara al mítico pino guía, (espectacular con nieve) si no está nevada es algo molesta pues el terreno es de arenisca algo resbaladizo (como toda esta parte de la baja montaña). Vamos por la cara sur del Trevenque, hasta un pequeño collado que girando a la izquierda (ver foto) nos conduce a la cumbre, desde la cual podemos ver un magnifico paisaje de Sierra Nevada y Los Alayos (estos también baja montaña). La vuelta la hemos hecho justo por la cara opuesta para caer al rio aguas blanquillas, transitable porque apenas lleva agua y el paisaje que ofrece tanto con nieve como sin ella es espectacular.

La excursioncilla nos ha llevado casi 5 horas –con nieve a tope, hemos subido con botas alpinas pero sin crampones, muy cómodos, el desnivel acumulado unos 900 m. mas o menos. El reportaje fotográfico lo juzgáis vosotros. El disfrute –como siempre- TOTAL.

Espero que os guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.