Alerta por el desprendimiento de un iceberg

El desprendimiento de un iceberg en la Antártida ha puesto en marcha las alarmas especialmente debido a sus grandes dimensiones.

 

Desprendimiento iceberg

Desprendimiento iceberg

En total cuenta con una superficie que alcanza los 660 km² que se desplazan con un grosor de 500 m según conclusiones llevadas a cabo por la NASA de manos de Kelly Brunt. Para que nos hagamos una idea sería unas seis veces la isla de Manhattan.

En este iceberg va adentrándose cada vez más en el océano antártico y para poder ser catalogado se ha denominado B31.

En concreto procede del glaciar que recibe el nombre de Pine Island, y todo comenzó a mediados del mes de noviembre del año 2013, aunque hasta ahora no lo habíamos visto tan separado de su posición inicial.

Debido a sus dimensiones es importante controlar sus movimientos aunque cabe destacar que por el momento no existe un riesgo real, ya que se mantiene en una zona por la que apenas hay tráfico marino.

No obstante se teme que con el paso de los meses acabe en algún lugar que pueda convertirlo en un obstáculo peligroso para los barcos. Por esa razón siempre se mantienen en constante vigilancia todos aquellos icebergs de grandes dimensiones que hay a lo largo de todo el planeta.

Lo cierto es que cada año se produce algún desprendimiento, pero en esta ocasión ha llamado mucho la atención el hecho de que cuente con unas dimensiones tan sorprendentes además de que en la zona donde se produjo el desprendimiento no es habitual que podamos presenciar este tipo de situaciones.

Aunque la ruptura fue en noviembre de 2013 y la separación sobre abril del 2014, lo cierto es que el proceso fue detectado por primera vez en el año 2011 gracias a que el glaciar lleva vigilado durante las dos últimas décadas.

 

B31

B31

La razón de esto se debe a que se trata de un glaciar de grandes dimensiones pero que ha ido menguando considerablemente en los últimos tiempos, y debido a la masa de hielo que contiene existiría el riesgo de que, en caso de acelerar el proceso, se provocase un aumento importante en el nivel del mar, lo que podría suponer incluso que algunas de las zonas de tierra más bajas del planeta desapareciesen.

Sin duda alguna estamos ante un caso bastante insólito debido a las dimensiones y el lugar en el que se ha producido aunque queda claro que por el momento no existe ningún riesgo destacable, y mientras sea vigilado, en todo momento se tendrá clara su evolución y por ello no es necesario preocuparse.

Eso sí, al ver este tipo de circunstancias volvemos a plantearnos de nuevo la posibilidad de que el calentamiento global siga su curso, de forma que nos estamos aproximando a una nueva etapa en la Tierra. Éste cambio es imparable y forma parte de los ciclos naturales al igual que los enfriamientos globales, pero siempre debe quedar claro que en nuestra mano está no acelerar el proceso manteniendo una actitud más ecológica y respetando el medio ambiente.

Un comentario en “Alerta por el desprendimiento de un iceberg

  1. Me parece, en general, una info muy interesante, pero discrepo en lo referente al posible aumento del nivel del mar. Dudo que su deshielo provoque un aumento lo suficientemente significativo como para provocar inundaciones de zonas habitadas. Creo que es un comentario alarmista e irresponsable.
    Dicho esto, estoy totalmente a favor en respetar el medio ambiente y de reducir las emisiones gases nocivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.